Verano y Sol

July 18, 2018

Llegan los meses de verano y vuelven las horas de exposición al Sol en la playa y piscina. 

¿Qué ocurre con nuestra piel durante estos meses y cómo debemos evitar las quemaduras solares? 

 

Existen diferentes tipos de piel y cada una de ellas tolera mejor y peor los rayos de sol. Según una serie de características personales, hay personas que les afecta mayormente los rayos solares y son las que se incluyen en estos grupos: 

 

• Tener más de 50 años

• Piel clara, ojos claros y pelo rubio o pelirrojo o que sufren quemaduras con facilidad

• Haber sufrido quemaduras solares en la infancia

• Tener más de 50 lunares

• Tener muchas pecas

• Tener historia familiar de cáncer de piel

• Pasar demasiado tiempo al sol, ya sea por motivos laborales o de ocio

• Exponerse al sol de forma intensa en cortos periodos de tiempo como ocurre en las vacaciones

• Utilizar o haber utilizado cabinas de bronceado

• Estar trasplantado de algún órgano

 

 

 

Llevando a cabo una adecuada fotoprotección. Una buena protección solar es imprescindible para disminuir la tasa de cáncer de piel que ha aumentado espectacularmente en los últimos años en nuestro país

 

¿Cómo se pueden minimizar los efectos del Sol en la piel? 

 

• Cuando sea posible debemos evitar la exposición directa a la radiación solar especialmente en las horas centrales del día (11-16 horas) con elementos como sombrillas o gorras. No debemos confiarnos en circunstancias que comportan una falsa seguridad como el aire fresco o la alta nubosidad (los rayos pueden atravesar las nubes). Permanezca a la sombra.

• Debemos usar protección ocular (gafas) y filtros solares (de factor de protección 30 o superior) antes de salir de casa (30 minutos antes de exponerse al sol), repitiendo la aplicación cada dos horas, tras el baño o una sudoración excesiva.

 • La crema solar ha de aplicarse en todo el cuerpo, extremando la precaución en áreas sensibles como la cara, cuello, labios, cuero cabelludo, hombros y escote. Use también protector labial.

 

 

• La exposición solar debe de ser progresiva. Deja que tu piel se acostumbre al sol de forma gradual y sobretodo evite las quemaduras solares.

• Bebe agua y líquidos para evitar la deshidratación.

• Evita los perfumes y colonias alcohólicas que contengan esencias vegetales, porque actúan como fotosensibilizantes.

• Protégete la cabeza con sombreros, gorras o bajo la sombra de un árbol o sombrilla. Este punto es especialmente importante en ancianos y niños pequeños.

• Evita la exposición solar en menores de 3 años.

 

Para cualquier tipo de consulta sobre la protección solar estaremos encantados de atenderte. 

 
 

 

Please reload

Entradas recientes

September 19, 2019

February 26, 2019

January 8, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags