Resfriado de otoño, ¿cómo tratarlo?

October 17, 2019

Pese a que el frío se está haciendo de rogar más que nunca, las mínimas van bajando y los cambios de temperatura nos pillan con la guardia baja propiciando la llegada de los primeros resfriados de la temporada. 

 

El resfriado es la enfermedad más extendida del mundo y la que afecta a más personas. Sin embargo, al estar causado por una gran variedad de virus (más de 200) es muy difícil de tratar.

Los síntomas más comunes de un resfriado son dolor de garganta, moqueo, tos, estornudos, dolor de cabeza, dolores corporales y, en algunos casos, fiebre. Lo cierto es que se trata de una afección leve y su recuperación es rápida, durando aproximadamente una o dos semanas. El virus se contagia entre el segundo y cuarto día a partir del inicio de los síntomas y lo trasmitimos al hablar, toser o estornudar.

 

 

Así que como veis, es prácticamente imposible salvarse de esta enfermedad, por lo que sólo nos queda resignarnos y tratar de paliar y aliviar sus síntomas.

 

Desde Farmacia María Auxiliadora os recomendamos seguir una serie de pautas o consejos:

  • Uno de los más importantes es el de lavarse las manos con jabón. Parece obvio, pero no debe olvidarse. Las personas están a menudo tocando cosas, animales, alimentos, dinero, van al baño, etc., por lo que están expuestas a multitud de microorganismos y gérmenes que no se ven, pero que pueden causar enfermedades. 

  • Es necesario utilizar siempre pañuelos desechablestaparse con ellos la boca al estornudar, para impedir esparcir los microbios; evitar el contacto con otras personas enfermas y no tocarse la cara, puesto que la nariz, los ojos y la boca son las partes del cuerpo más sensibles para la entrada de organismos nocivos.

  • Cuidado con los espacios cerrados. Son lugares en los que suele haber mucha gente, por lo que la posibilidad de contagio es mayor. Lo mejor es permanecer en lugares abiertos o bien ventilados, aunque evitando los cambios bruscos de temperatura, protegiéndose del frío. También debe airearse las habitaciones de la casa.

  • Recargar la vitamina D. Es importante buscar ese aporte en alimentos como los pescados azules, los champiñones o el queso. Además, cuidando una alimentación rica en vegetales, omega 3 y productos naturales, así como aquellos que tienen propiedades antibióticas, como la cebolla o el ajo, se protegerá al sistema inmune de cualquier infección.

  • Evita el estrés. Los nervios y los estados de ansiedad y estrés pueden contribuir a que el sistema inmunológico se debilite, bajen las defensas y, por tanto, haya vía libre para la entrada de infecciones. Por tanto, es importante el descanso, estar relajado y dormir entre siete u ocho horas.

  • No automedicarse. Según el estudio “Percepción y hábitos de la población española en torno al resfriado y gripe”, avalado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), más de la mitad de los españoles se automedica (un 55%). Hay que recordar que los antibióticos se utilizan para acabar con las bacterias, no con los virus, y su uso indebido provoca que el organismo se haga resistente a ellos.

  • Aunque el resfriado hay que pasarlo y lo cura el tiempo, sí podemos tomar analgésicos o antiinflamatorios dependiendo de lo de lo que busquemos tratar. Para paliar el malestar general y la sensación febril, lo indicado es tomar analgésicos, como el paracetamol. Mientras que, si tenemos tos excesiva y un dolor más intenso, los antiinflamatorios, como el ibuprofeno, son mejor opción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas recientes

September 19, 2019

February 26, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags